jueves, 28 de julio de 2016

No quería que este post fuera un desahogo pero lo terminó siendo

Acabo de entrar aquí y darme cuenta que ha pasado un año desde la última entrada. 
Otra FILGUA acaba de terminar y mi pila de libros por leer ha aumentado de nuevo (creo que esa será una constante por toda mi vida jajaja, por lo menos hasta que sea millonaria y no necesite trabajar). 

Gracias a Kamisama, la universidad ya terminó y aunque parece que no quieren mi dinero para poder graduarme, no hay mucho más que hacer en mis días... No, eso es mentira, una gran y gorda mentira. He encontrado la manera de hacer que mis días duren menos y que me alcancen para casi nada. Ahora si necesito que sean de POR LO MENOS DE 36 horas. 

¿Pero qué tanto haces?

Ok... aveces yo también me encuentro en la ducha haciéndome la misma pregunta. Así que vamos a enumerar las cosas maravillosas en las que he ocupado mi tiempo:

1. Leer, leer y leer
El año pasado mi meta de libros por año apenas era de 10 o 15, la cumplí. Previendo que iba a tener más tiempo libre, decidí casi triplicar esa cantidad y la hice de 40 libros. Para ser julio y llevar ya 26 de esa meta, creo que voy bastante bien. No ha sido nada difícil la verdad, hay tanto por leer. Me he encontrado con buenas sagas, nuevos libros de sagas que ya he leído han salido (Morning Star, Lady Midnight) y la presión de grupo también a funcionado. 
Dedico por lo menos 2 horas para leer (1 antes de entrar al trabajo y 1 a la hora del almuerzo). Cuando no hay mucho que hacer hasta leo en horas laborales (espero nadie en mi trabajo lea esto).

2. Cursos en línea, cursos presenciales, cursos por los codos
He encontrado maravillosas plataformas para llevar cursos en línea, de todo tipo, de muchos temas. Si pudiera los llevaba todos, pero volvemos a que el tiempo no es suficiente. He completado exitosamente uno sobre HTML y CSS, casi no lo he aplicado, pero si que ha sido útil. 
Recientemente voy cada lunes a recibir un curso de redacción y estilo. 
*¡Ah! eso explica la manera exquisita en la que escribes.*
**Oh, muchas gracias, no es para tanto.**
Digamos que finalmente he visto la luz al final del túnel y ya sé que quiero hacer con mi vida, así que este es el primer paso. 

3. Porque 1 no es suficiente
Cuando a principio de año dije "voy a estudiar un idioma" debía imaginarme que algo así pasaría. 
*¡ESTO NO ES UNA CARRERA DE CABALLOS MARINA!*
Pero nunca me escucho a mi misma y en vez de estudiar 1 idioma decido meterme a 2. Así que ahora mis sábados están tomados casi totalmente por mis cursos de francés y coreano. 
Continuez!

4. ¿Se acuerdan de cuando hacía videos?
Pues están de vuelta...

Para seguir la tradición, hablo un poco de todo, pero como todo a mi alrededor gira en torno a libros, de eso es sobre lo que más se tratan. También hay varios gatos atravesados. Trato de hacerlos cada 15 días, pero hubieron un par de meses algo tormentosos que no me lo permitieron. Este que comparto es el último. 

5. Hay que devolverle al mundo
Por eso con mis amigas tenemos la página de Cazadores de Libros, un pequeño proyecto (que ya se está haciendo más grande) con el objetivo de fomentar la lectura. Tarea que no es fácil considerando que casi la mitad de la población es analfabeta, los libros son muy caros y las bibliotecas escasas. 
Pero se hace lo que se puede y todavía un poco más. Vamos para arriba poco a poco y posiblemente vean por aquí algunos de los resultados.

6. Seguir mis sueños
Aquí colocaremos todas las cosas que debo hacer casi diariamente para volverme mejor en lo que me gusta. Ya sea escribir una hoja de una de las 20 historias que tengo por terminar de escribir o realizar un dibujo para mejorar mi técnica. No sé que llegue primero, si el libro o el trabajo de mis sueños. Talvez... ahora que lo escribo, estoy dejando esto muy abajo de otras cosas. 

7. Este cuerpo no se mantiene libre de estrés de la nada
Por lo que tengo que ejercitarme y eso es alrededor de 1 hora de mi día por lo menos 3 o 4 veces a la semana. Y aún así el estrés no se va del todo. 
Regresé al kendo en el primer semestre del año y por lo menos logré obtener mi 1 kyu *achievement unlocked*. Pero esta si es una de las cosas que he dejado al lado por un tiempo, mi cuerpo no puede con tanto. 

8. Tengo dos hijos (gatos) que debo alimentar y deudas que pagar
Y para lograrlo tengo un trabajo que me hace salir de casa a las 6 am y regresar 12 horas después. Considerando que duerma de 5 a 6 horas todos los días me quedan alrededor de 5 o 6 horas para poder hacer todo lo que he enumerado allá arriba... hagan las cuentas. 

Solo leerme ya me siento abrumada. Lo peor del caso es que no quiero dejar de hacer nada de lo que ya estoy haciendo. Cada pequeña cosa me alimenta y me exige al mismo tiempo (lo cual me pone bajo un poco de estrés)

¿Llegaré a colapsar acaso?

¿Debería de dejar algo a un lado?

¿Es esto efecto de una libertad suprimida por casi diez años de universidad y que ahora se encuentra... liberada? 

¿Debería cambiar mi trabajo? ¿Debería dejarlo y dedicarme a trabajar por mi cuenta?

Debería ser más valiente (eso no es una pregunta).


La respuesta a cada una de estas preguntas más adelante... 






Publicar un comentario